5 CIUDADES EUROPEAS PERFECTAS PARA VISITAR EN BICICLETA

Viajar por Europa en bici

Si estás pensando en hacer un viaje por Europa acompañado de tu fiel bici, patinete eléctrico o hoverboard hay muchas ciudades que te encantará conocer.

Son muchas las ciudades que amplían casi a diario su red de carril bici para que todos los que optan por una movilidad limpia tengan cada vez más fácil sus trayectos urbanos. Hoy en día por estos carriles no solo circulan bicicletas sino multitud de vehículos eléctricos como patinetes, scooters, hoverboards… Si alguno de ellos no pueden faltar en tus viajes para hacerte las visitas más cómodas ¡sigue leyendo porque esto te interesa!

 

  • Barcelona

Su creciente importancia turística mundial le ha “obligado” a hacerse accesible para todos pero, sobre todo, para los que optan por conocer una ciudad callejeando sobre dos ruedas. En los últimos años han aumentado considerablemente su red de carril bici y el número de bicicletas públicas de alquiler. Eso sí, son muy estrictos y no podrás ir por las aceras ni por los carriles bus, cíñete a los caminos para bicicletas para evitar problemas.

Viajar por Europa en bici: Barcelona

  • Ámsterdam

Muy probablemente sea la ciudad bicicletera más famosa del mundo y con mucha razón. Se calcula que dentro de la ciudad hay una población de más de un millón de bicicletas. Ámsterdam se caracteriza por ser una ciudad relativamente pequeña, llana y con callejuelas por las que se hace imposible conducir de otra forma que no sea sobre una bicicleta o algo similar. Para favorecer la movilidad y regular la circulación de este medio de transporte se crearon y diseñaron más de 400 kilómetros de carril bici que ayudan a realizar la mayoría de los desplazamientos urbanos. Debes tener en cuenta que las bicicletas en Holanda son tratadas como un coche más por lo que deberás hacer caso a todas las señales para evitar multas.

Viajar por Europa en bici: Ámsterdam

  • Copenhague

En Dinamarca la movilidad limpia está tan introducida dentro de la sociedad que hasta altos cargos parlamentarios del país utilizan ese medio para ir al Parlamento. La mentalidad es tal que se calcula que más de la mitad de la población de Copenhague utiliza su bici a diario para ir a trabajar. Además, las bicicletas mandan en la ciudad y son las encargadas de modificar “a su gusto” el pulso del tráfico porque los semáforos se rinden a las dos ruedas y están ajustados para favorecer la circulación ciclista. Copenhague ha convertido en una forma de moverse, de ocio (puedes comer en foodtrucks de dos ruedas a lo largo de toda la ciudad) y, en definitiva, de vida.

Viajar por Europa en bici: Copenhague

  • Berlín

¿Sabías que hay una ruta ciclista desde la que puedes viajar de Ámsterdam a Berlín? Tranquilo, cuando lo descubrimos a nosotros también se nos quedó la boca abierta. Poco más de 600 kilómetros y podrás cambiar de ciudad y hasta de país. Si nos trasladamos al carril bici de la ciudad podremos ver que es muy fácil circular por Berlín sobre dos ruedas: vías exclusivas, velocidad máxima de 30 km/h para los vehículos a motor, más de 600 kilómetros de carriles.

Viajar por Europa en bici: Berlín

  • Ferrara

Si te gusta Italia tanto como a nosotros, te encantará saber que esta pequeña pero bonita ciudad llena de historia es perfecta para los amantes de la bicicleta y la movilidad limpia. Ferrara cuenta con 130.000 habitantes que comparten espacio con más de 100.000 bicicletas. Estos datos han conseguido elevar a la ciudad italiana a el primero puesto del Mediterráneo en lo que a bicicletas por persona se refiere. Sin embargo, tendrás que olvidarte de nuestro carril bici porque allí no existe nada parecido. Las dos ruedas comparten espacio de forma muy civilizada con coches, personas y cualquier otra forma de movilidad.

Viajar por Europa en bici: Ferrara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Dudas?